• Un equipo del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea ha desarrollado un robot para recoger muestras para las pruebas de COVID-19.
  • El androide es gestionado a través de control remoto por un proveedor de servicios de salud, reduciendo el riesgo de transmisión entre el paciente y el proveedor.
  • Los robots se han utilizado en la lucha contra el coronavirus en todo el mundo.

FUENTE: www.businessinsider.es

AUTOR: Mary Meisenzahl

Un robot teledirigido que introduce un hisopo en la nariz para recoger una muestra es uno de los últimos avances en la lucha contra el COVID-19.

Los médicos e investigadores del Instituto Coreano de Maquinaria y Materiales (KIMM) han desarrollado un robot que puede ser controlado por personal médico desde otra sala para tomar las muestras necesarias para la prueba del coronavirus. El equipo, dirigido por el Dr. Joonho Seo y el profesor Nam-Hee Kim de la Facultad de Medicina de la Universidad de Dongguk, creó el robot para tomar muestras de las vías respiratorias superiores de personas con síntomas de COVID-19. 

El sistema se basa en robots paralelos, donde los controles de un médico en una habitación le indican al robot de muestreo en la otra habitación qué acción tomar. El doctor y el paciente también están conectados por audio y video, para que puedan comunicarse. Los investigadores esperan que este reduzca el riesgo de transmisión para los proveedores de servicios sanitarios, que tienen que acercarse mucho a las personas que potencialmente tienen enfermedades infecciosas. El profesor Nam-Hee Kim también señaló que el androide podría reducir la necesidad de equipos de protección personal porque los proveedores no necesitan interactuar tan estrechamente con los enfermos.

Los robots han sido cada vez más utilizados desde que el COVID-19 se extendió por todo el mundo. En Boston, los conocidos androides Spot se han utilizado para examinar a los pacientes de forma remota, utilizando iPad para que los médicos pudieran hablar con ellos y evaluarlos visualmente. En la India y en otros países, han sido encargados de examinar a los enfermos utilizando pistolas térmicas de temperatura, escogiendo a personas con fiebre como potenciales pacientes de COVID-19.

Pero KIMM podría ser potencialmente el androide más útil hasta ahora, porque no depende de los síntomas, sino que en realidad le da a los médicos la capacidad de examinar a las personas de forma remota. Así es como funciona. 

Los pacientes que necesitan una prueba de COVID-19 se sientan cerca del robot

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea. 

El proceso funciona gracias al profesional médico que controla el androide a través de control remoto

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

Al mismo tiempo, una cámara se enfoca en el paciente para que el profesional pueda ver de cerca

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

El robot mueve un hisopo desechable para tomar una muestra a través de la nariz del paciente

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

Primero, el profesional médico tiene que ajustar el hisopo en el lugar correcto del paciente, para alinearlo con su nariz

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

Mientras tanto, el paciente tiene la cabeza en una posición adecuada

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

A continuación, se introduce el hisopo según las indicaciones del médico

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

A continuación, la fuerza del hisopo puede ser monitorizada remotamente por el profesional, lo que mejora la precisión de la prueba

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

Finalmente, el médico dirige el hisopo para tomar la muestra

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

El objetivo, resaltado en azul, es donde el hisopo tiene que llegar para obtener una muestra útil

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.

El Dr. Joonho Seo ve que este invento es útil incluso más allá del COVID-19. «Espero que sea útil en la detección de enfermedades de alto riesgo como el COVID-19. Ojalá contribuya a mejorar la seguridad y el bienestar del personal médico durante las pandemias y epidemias».

El robot de pruebas KIMM COVID-19.

El robot de pruebas KIMM COVID-19. Cortesía del Instituto de Maquinaria y Materiales de Corea.


Esta web usa cookies analíticas y publicitarias (propias y de terceros) para analizar el tráfico y personalizar el contenido y los anuncios que le mostremos de acuerdo con su navegación e intereses, buscando así mejorar su experiencia. Si presiona "Aceptar" o continúa navegando, acepta su utilización. Puede configurar o rechazar su uso presionando "Configuración". Más información en nuestra Política de Cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Comparte en tus redes!

¡Comparte esta noticia con tus amigos!