FUENTE: EL MOSTRADOR

AUTOR:  José Antonio Akel 17 febrero, 2020

Los círculos de recursos humanos del mundo están inquietos en torno al tema de la inteligencia artificial. Algunos piensan que debido a las tecnologías para automatizar la toma de decisiones se eliminará parte importante de los empleos del mundo; otros pensamos que al entregar estas responsabilidades a los “robots” se  podrá centrar el trabajo en mejorar el mundo, nuestra vida y la de los que nos rodean.

Chile no es ajeno a este escenario y está incorporando tecnologías en todas las instancias y también en el interior de las empresas. La digitalización, las demandas sociales y el envejecimiento de la población sin duda traen desafíos; hoy somos testigos de que la producción se está automatizando cada vez más, y los trabajos están migrando hacia tareas orientadas al conocimiento.

En este entorno, empujado por las exigencias de las generaciones más jóvenes, los beneficios, el buen clima laboral y el estar alineados con una misión y visión de la empresa, están pasando de ser una excepción a convertirse en el estándar. Las empresas que no se preocupan de las personas están destinadas, en el mediano plazo, a desaparecer.

En este contexto, se ve en un futuro no lejano el surgimiento de empleos que tienen como objetivo el bienestar; si hay recursos en abundancia, están cubiertas las necesidades básicas de las personas y tenemos exceso de mano de obra, es de esperar entonces que estas riquezas lleguen hacia lo que nos hace más felices como sociedad. Los datos al menos muestran que sí hay una correlación clara entre los ingresos de un país y la inversión en  bienestar y calidad de vida.

Al interior de las empresas el punto de partida de esto debería ser el área de RRHH. Estas ya comenzaron su transformación digital, automatizando muchas tareas con mejores herramientas, recursos y metodologías. El segundo paso debería provenir de las gerencias y las planas ejecutivas, impulsando cambios en la forma de manejar las empresas, incentivando las estructuras de comunicación horizontal, reglas menos convencionales y socios fundadores más activos y relevantes en el día a día.

El desafío está claro: la implementación de la tecnología debe ir de la mano con la búsqueda de trabajadores más felices.


Esta web usa cookies analíticas y publicitarias (propias y de terceros) para analizar el tráfico y personalizar el contenido y los anuncios que le mostremos de acuerdo con su navegación e intereses, buscando así mejorar su experiencia. Si presiona "Aceptar" o continúa navegando, acepta su utilización. Puede configurar o rechazar su uso presionando "Configuración". Más información en nuestra Política de Cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies

¡Comparte en tus redes!

¡Comparte esta noticia con tus amigos!