El barco más nuevo de MSC Cruises tendrá un barman robot que puede preparar cualquier bebida que desee: conozca a Rob

FUENTE: www.businessinsider.com AUTORA: BRITTANY CHANG Hemos visto robots elaboradores de batidos, hamburguesas y ensaladas. Ahora, MSC Cruises ha presentado a Rob, un barman robot humanoide. Es posible que muchas líneas de cruceros hayan pulsado el botón de pausa en...

En qué están las empresas que brindan RaaS (Robots como Servicio)

FUENTE: www.insights.rlist.io AUTOR: GARY YATES Robot as a service (RaaS) se está convirtiendo rápidamente en una oferta de facto necesaria para las empresas de robótica, particularmente en industrias que tradicionalmente dependen de la mano de obra y son sensibles a...

Este robot de IA volador puede recoger fruta, evitando el desperdicio en el proceso

FUENTE: www.weforum.org AUTOR: DOUGLAS BROOM Cada vez es más difícil encontrar recolectores de frutas para cosechar los huertos del mundo. Las restricciones de viaje de COVID-19 han impedido que los trabajadores de temporada crucen las fronteras, por lo que...

Nikobo, el robot blando de Panasonic para hacerte compañía mientras teletrabajas o estudias

FUENTE: www.computerhoy.com AUTOR: JUAN ANTONIO PASCUAL ESTAPÉ El teletrabajo y los confinamientos han acentuado la soledad de las personas que viven solas. Nikobo es la propuesta de Panasonic para combatirla. Japón es uno de los países con mayor índice de solteros y...

«Echo mucho de menos al robot, tenía a alguien con quien conversar»

FUENTE: www.lavanguardia.com AUTORA: ROSA MARÍA BOSH Margarita Valls, una vecina de Barcelona de 83 años, ha convivido dos meses con Misti, el nombre con el que ha bautizado a un asistente robótico inteligente (ARI), que le ha hecho mucha compañía. El Ayuntamiento de...

ULTIMAS NOTICIAS

En qué están las empresas que brindan RaaS (Robots como Servicio)

FUENTE: www.insights.rlist.io AUTOR: GARY YATES Robot as a service (RaaS) se está convirtiendo...

Este robot de IA volador puede recoger fruta, evitando el desperdicio en el proceso

FUENTE: www.weforum.org AUTOR: DOUGLAS BROOM Cada vez es más difícil encontrar recolectores de...

HMM pone a trabajar a los robots submarinos

FUENTE: www.porttechnology.org La línea de transporte de contenedores coreana Hyundai Merchant...

El barco más nuevo de MSC Cruises tendrá un barman robot que puede preparar cualquier bebida que desee: conozca a Rob

FUENTE: www.businessinsider.com AUTORA: BRITTANY CHANG Hemos visto robots elaboradores de...

Nikobo, el robot blando de Panasonic para hacerte compañía mientras teletrabajas o estudias

FUENTE: www.computerhoy.com AUTOR: JUAN ANTONIO PASCUAL ESTAPÉ El teletrabajo y los confinamientos...

«Echo mucho de menos al robot, tenía a alguien con quien conversar»

FUENTE: www.lavanguardia.com AUTORA: ROSA MARÍA BOSH Margarita Valls, una vecina de Barcelona de...

Pudú: El Robot Chileno de Teleasistencia para Pacientes con Covid-19

En 2019 este robot se llamaba Jaime. Era un prototipo de mayordomo enfocado a realizar y asistir...

Cono Sur: La Robótica Florece en Tiempos de Pandemia

FUENTE: IGUANAROBOT AUTORA: ROCÍO NAVARRO ROSS. Comunicaciones IGUANAROBOT La pandemia ha...

Neurocirugía Robótica para Detectar Origen de Convulsiones

FUENTE: www.thehindu.com El hospital KIMS en Hyderabad ha utilizado neurocirugía robótica para...

Un Titiritero Robot

Las marionetas de cuero en el tradicional Tholpavakkoothu están animadas por robots. FUENTE:...

La Máquina Robotizada de Voleibol que Ayuda al equipo de Japón a Practicar Ataques

FUENTE: www.newscientist.com AUTORA: TIMOTHY REVELL Para perfeccionar sus ataques, algunos de los...

¡Compró robots! Revelan medidas de Tom Cruise en set de ‘Misión Imposible’ ante covid-19

Un miembro de la producción reveló que el actor adquirió dos sofisticados robots para controlar...

Compañía noruega crea un potente robot submarino para la exploración

- La exploración y la vigilancia oceánicas son importantes para los países - Una compañía noruega...

Los Infantes de Marina de los EE. UU. Disparan contra Robots Autónomos.

Los infantes de marina de los EE. UU. Disparan contra robots autónomos similares a humanos que se...

Los soldados no confían en sus compañeros robots. ¿Puede el entrenamiento virtual arreglar eso?

Permitir a los soldados entrenar a sus compañeros robot en entornos de juego podría ser la clave...

OPINIÓN

  • Stella Luna de María, CEO de Pentaquark Consulting, explica en Fin de Semana con Cristina hacia dónde se dirige este campo tan apasionante de la tecnología FUENTE: www.cope.es AUDIO DE ENTREVISTA: Stella adora la tecnología, es una absoluta apasionada de los ‘aparatitos’, por eso asegura en Fin de Semana con Cristina, al respecto del futuro inmediato de la robótica, haberlo “visto venir”: “Estas cosas se han ido presentado en varias convenciones tecnológicas. En Madrid estuvo una empresa española y presentaron un robot que ayudaba a personas mayores en residencias. Hay toda industria de robótica para hacer máquinas humanoides que presten servicios: ayudarnos en aeropuertos con el tráfico de embarque o ayudar a gestionar miles de problemas pequeñitos para los que, en realidad, no hace falta una persona y un robot te puede ayudar”. A este respecto, Stella detalla que “es una evolución más hacia esta sociedad en la que estamos y en la que cada vez hay más un contacto humano físico más complejo, ahí entran estas soluciones de IA para cubrir un papel. Los robots empezaron con otras funciones y van evolucionando”. Lo cierto es que los robots parecen cada día más humanos, lo que se hace para intentar hacerlo más y más cercanos, algo que explica la experta: “Todas las evoluciones de los robots son, aunque es una paradoja como el valle inquietante, para que se parezcan más a los humanos para generar más empatía y simpatía. A la vez eso tiene un reverso: a veces, cuando se parecen mucho a los humanos pero no son exactos, generan un rechazo”. Y esa es la susodicha paradoja del valle inquietante: “Intentamos que se parezcan a los humanos pero cuando se parecen mucho y notas la diferencia genera rechazo porque intenta suplantar un humano pero no es igual. Si es idéntico la mente se deja llevar y se le trata como a uno más. Está todo en el inconsciente. Se recurre mucho a Kant y a Freud para explicarlo”. Y luego está la paradoja de Moravec: “El hecho de que cuando empezó la IA en los 80 todos los ingenieros se lanzaron a replicar lo que pensaban que eran las funciones más elevadas, como las matemáticas; se vio que, hasta cierto punto, se podía desarrollar. Hemos visto con los años que es verdad: Deep Blue, ordenadores ganando al póker (un juego en el que hay cierta parte de lógica), etc.; y resulta que las funciones cognitivas más básicas son muy difíciles de replicar para un robot. Es más fácil duplicar el pensamiento lógico que reproducir sentimientos y emociones. Al final pensamos que la lógica es el culmen del pensamiento humano, pero entender por qué un bebé hace una cosa o las cosas que hacen los niños son más de empatía, son emocionales, mucho más difíciles de replicar”. ¿Cómo se imagina Stella el futuro inmediato de la robótica? “Creo que hay que abrazar la evolución tecnológica”, explica ella, “que viene porque hay muchas cosas en las que los robots nos pueden ayudar. Adoro las películas de ciencia ficción, el avión autopilotable, un robot que te abre la puerta… ahora bien, las cuestiones más puramente humanas siempre hay que hacerlas con seres humanos. Sin duda hay muchas cosas que, como la alimentación en una residencia, las puede hacer el robot pero la conexión personal que nos convierte en humanos, nunca podremos externalizar. En todo caso soy la más fan de los fans de las cuestiones futuristas, lo espero como agua de mayo”.

  • Inteligencia artificial, robots… La pandemia ha acelerado el cambio. ¿Están nuestros empleos en peligro? Daniel Susskind, de la Universidad de Oxford y uno de los mayores expertos sobre el tema, asegura que sí. Pero dice que eso no es malo. Todo lo contrario. Le pedimos que nos lo explique.  FUENTE: www.xlsemanal.com AUTOR: CARLOS MANUEL SÁNCHEZ Profesor de Economía de la Universidad de Oxford y ex asesor del Gobierno británico, con acceso al número 10 de Downing Street, Daniel Susskind (Reino Unido, 33 años) se dio a conocer con El futuro de las profesiones, donde trata sobre la progresiva sustitución del ser humano en el trabajo por robots. Fue seleccionado por Financial Times y New Scientist como uno de los mejores libros de 2018. Este año ha publicado A world without work (‘Un mundo sin trabajo’, sin edición en español). La idea clave desarrolla una inquietud del premio Nobel Wassily Leontief: el progreso tecnológico expulsará a los humanos del trabajo, como el coche y el tractor desplazaron a los caballos. Pero que no cunda el pánico, advierte Susskind, porque puede que el panorama no sea tan malo. «De hecho, es una oportunidad excepcional», asegura. XLSemanal. Con la pandemia se ha acelerado la destrucción de empleo. ¿Vamos hacia una catástrofe? Daniel Susskind. Yo soy optimista. En el siglo XXI, el progreso tecnológico nos hará más prósperos colectivamente que nunca. En el siglo I, la tarta dividida en trozos iguales para todo el mundo apenas daba para unos centenares de los actuales dólares; todo el mundo vivía cerca de la línea de pobreza. Durante mil años fue más o menos igual. Y solo en los últimos siglos el progreso económico se ha disparado; el PIB nominal per cápita de los habitantes del planeta ya es de 11.000 dólares. Y en unos 35 años se duplicará. Es una historia de éxito. XL. Para ser una historia de éxito, quedarse en el paro no parece un final feliz… D.S. Es que ahora tenemos un reto: cómo repartimos la tarta cuando la manera tradicional de hacerlo, que era pagar a la gente por su trabajo, es menos efectiva que antes. XL. ¿Y cómo la dividimos? D.S. Esa es la cuestión fundamental de nuestra época. Necesitamos que los gobiernos asuman un papel más decidido. Yo hablo de un Gran Estado. “Se ha estigmatizado al parado, al que se considera un parásito. Hoy vamos hacia un nuevo paradigma” XL. Para un liberal, Gran Estado suena a pesadilla totalitaria… D.S. Ya. Pero no se trata de que dirija la economía y asuma el papel de promotor de obras públicas, sino de que impulse la redistribución de la riqueza. Los gobiernos no deberían centrarse en la producción, sino en la distribución. Y dejar que sea el mercado libre el que cree la riqueza, porque es más eficiente. XL. Se ha calculado que Jeff Bezos, el gran triunfador de la pandemia, gana 55 millones de euros cada siete minutos. No sé si va a quedar mucha tarta para los demás. D.S. Lo que estamos viendo es que la parte de la tarta que va a los trabajadores es cada vez más pequeña y la que va al capital, sobre todo a ciertos empresarios, es cada vez más grande. El problema es que el trabajo humano está cada vez menos valorado, razón de más para redistribuir la prosperidad. XL. Muchos países han recurrido a paquetes de ayuda que se parecen mucho al helicóptero del dinero y otras medidas similares, muy controvertidas antes de la pandemia, aunque ya había economistas prestigiosos, como Martin Wolf, en el Financial Times, que las defendían. Pero incluso sus defensores las contemplaban en un horizonte mucho más lejano. D.S. Exacto. Llama mucho la atención que el debate económico que ha dominado la arena política durante la última década en Europa, que era el de la austeridad, es hoy irrelevante. Es como si ese argumento perteneciera a un universo económico paralelo donde ya no habitamos. Los economistas más influyentes están a favor de un mayor gasto público. XL. Es sorprendente… D.S. ¡Es lo más extraordinario que ha sucedido durante la pandemia! En los últimos meses nos hemos encontrado con un mundo con menos trabajo, no porque los robots nos lo hayan quitado, sino porque el virus ha arrasado la demanda. Esto convierte a la pandemia en un gran ensayo. Y lo que se está probando es la redistribución de la riqueza. Hemos visto que los Estados han dado un paso adelante y han tomado decisiones que mucha gente consideraba inimaginables. Daniel Susskind:«La austeridad ha desaparecido del debate económico. ¡Es lo más extraordinario que ha sucedido con la pandemia! Los economistas más influyentes están a favor de un mayor gasto público». XL. ¿Usted propone que estas medidas perduren más allá de la emergencia actual? D.S. Lo que yo propongo es la necesidad de poner en marcha una renta mínima, quizá no tanto una renta básica universal como una renta básica condicionada, para aquellos que no dispongan de otras rentas o que estén por debajo de un umbral. Y habría que anudar esta renta a la realización de tareas beneficiosas para la comunidad… XL. ¿Cómo vivir una vida satisfactoria en un mundo donde nos paguen por no trabajar? D.S. Es otra de las grandes cuestiones. Y la pandemia también es un ensayo general. El trabajo no es solo una fuente de ingresos, sino que le da una dirección a la vida, una identidad. “Tras la Segunda Guerra Mundial se creo el estado del bienestar. Quizá con esta crisis seamos capaces de crear algo igual de generoso e inspirador” XL. ¿Vamos a dejar de preguntar a qué se dedica alguien cuando nos lo presentan? D.S. Bueno, los confinamientos están obligando a muchos a replantearse su escala de valores. Hubo épocas en las que trabajar se consideraba degradante. El trabajador era explotado. Luego cambió esta percepción. Se estigmatizó al parado, al que se consideraba un parásito. Hoy vamos hacia un nuevo paradigma. Las personas deberían poder elegir si quieren tener una identidad que no sea económica, pero que sea apreciada por la sociedad. XL. Ese cambio debería empezar por los trabajadores esenciales… D.S. Es Ver Opinión

  • Los humanos ya convivimos con inteligencias artificiales en la Red. Pero resulta insolente que una máquina nos obligue a demostrar que somos personas FUENTE: www.retina.elpais.com AUTOR: RICARDO DE QUEROL Una palabra borrosa o distorsionada que hay que trascribir. Un cuadrante de fotos, indica dónde ves matrículas o semáforos. Una casilla que sin más dice: “No soy un robot”, y que debes marcar, sin que ofrezca la opción de confesar que sí lo eres. El internauta se ve obligado a pasar este proceso, que recuerda a las identificaciones aleatorias de la policía en las calles, muéstreme el carné de humano por favor. La ciencia ficción preveía que en el siglo XXI conviviéramos con robots humanoides, pero como mucho tenemos la roomba. Donde sí nos mezclamos con robots es en la red, ahí se les llama bots. Expresión llena de connotaciones negativas: son los que replican mensajes intoxicadores, se movilizan para linchamientos, llenan tu buzón de spam, tratan de robarte las contraseñas o de desplumar tu cuenta bancaria. Para reconocer a los bots surgieron los captcha (Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart), que remiten al test que ideó Alan Turing en 1950 para distinguir a humanos de autómatas. También se le llama Reverse Turing Test, porque no es un humano el que pone a prueba al robot, sino al revés. El matemático británico fue un visionario, pero no debió prever que daría nombre a algo tan molesto. El captcha -invento del guatemalteco Luis von Ahn, quien lo vendió a Google, y que ya ha cumplido dos décadas- no se basa solo en que el cerebro humano reconozca mejor fotos o textos confusos que una inteligencia artificial: en sus versiones actuales también mide cómo mueves el ratón, de forma más imperfecta que un programa (por eso basta con clicar “no soy un robot”). Pero los robots ya hacen cosas mucho más complejas que distinguir semáforos. ¿Y entonces? Amazon ha patentado algo más endiablado: el Turing test via failure, que haría preguntas tan complejas que el humano cometería errores y el robot no. Esto resultaría aún más irritante, y tampoco parece una barrera infranqueable. Una investigación de la Universidad de California concluyó hace ya diez años que estos sistemas no tienen nada de inexpugnables, pero elevan el coste de hackear un sistema. No son un impedimento tecnológico, sino económico. Una forma de disuasión. Y de asegurar, de paso, el impacto de la publicidad en línea. El captcha, entonces, existe por nuestro bien, para protegernos de peligros. ¿Por cuánto tiempo? Aaron Malenfant, ingeniero dedicado a este sistema en Google, reconoce que en cinco o diez años habrá quedado obsoleto, pero confía en que para entonces habrá otras formas de reconocer robots ejecutándose en segundo plano. Mientras eso llega, hay toda una industria de saltadores de captchas, con estresados trabajadores resolviendo mil al día en un sótano. No vaticino mucho futuro a ese duro oficio. Las máquinas aprenderán a engañar a otras máquinas como ya saben engañarnos a nosotros.

SÍGUENOS

Traemos al presente la tecnología del futuro.

EVENTOS

Estudiantes con discapacidad completan exitósamente programa de formación en robótica STEM

FUENTE: www.stabroeknews.com Veintiséis estudiantes con discapacidades recibieron recientemente certificados después de completar un curso de...

Robots en el espacio: la vida secreta de nuestros exploradores planetarios

FUENTE: www.chemistryworld.com AUTORA: REBECCA BRODIE Recuerdo que me sacaron de la cama temprano una mañana de 1986 para poder ver pasar volando el...

Universal Robots presenta la jornada online “Innovando con cobots”

FUENTE: revistaderobots.com (Original: Universal-robots.com) Siguiendo su estrategia de difundir las virtudes que atesora la robótica colaborativa,...

Sigue en vivo la llegada del robot Perseverance de la NASA a Marte

La aeronave enviada por la agencia aeroespacial estadounidense tiene el objetivo de encontrar rastros antiguos de vida FUENTE:...

¿Dónde estudiar Robótica y Mecatrónica en Argentina?

FUENTE: IGUANAROBOT AUTOR: SEBASTIÁN PÉREZ. COMUNICACIONES IGUANAROBOT Según la Federación Internacional de Robótica (IFR) en el mundo hay un...

LO MÁS VISTO

SÍGUENOS

Traemos al presente la tecnología del futuro.


Esta web usa cookies analíticas y publicitarias (propias y de terceros) para analizar el tráfico y personalizar el contenido y los anuncios que le mostremos de acuerdo con su navegación e intereses, buscando así mejorar su experiencia. Si presiona "Aceptar" o continúa navegando, acepta su utilización. Puede configurar o rechazar su uso presionando "Configuración". Más información en nuestra Política de Cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies