Este es el robot automático que te servirá tu bebida en el futuro

FUENTE: www.adslzone.net AUTOR: David Parra Es una realidad que la tecnología ha ido entrando con cada vez más fuerza en nuestras vidas. Desde Internet hasta el uso de los smartphones, donde cualquiera puede guardar información, navegar por internet o...

Un robot en el quirófano

Las claves por las que decantarte por una plataforma robótica ante una cirugía de columna FUENTE: www.lavanguardia.com El uso de las plataformas robóticas en cirugía mínimamente invasiva ha logrado reducir en un 27% la estancia hospitalaria, en un 48% las tasas...

El desembarco de los robots y de la IA en el sector agrario español

Imaginar un terreno de cultivo trabajado casi en exclusiva por robots no es un ejercicio de ciencia ficción. FUENTE: www.regiondigital.com Todo parece indicar que estamos viviendo una revolución tecnológica con una influencia solo comparable a las industriales vividas...

Peluquería y robótica: un robot cuida tu cabello

FUENTE: www.robot-magazine.fr AUTOR: Sandrine Rionella La robótica está presente en la actualidad en casi todos los lugares de la vida: oficina, salón, salón, carretera ... pero también en los salones de peluquería. La firma japonesa Panasonic ha diseñado un robot...

Robots mexicanos filtran el Covid

Roomie IT desarrolló humanoides para apoyar a las empresas en el control de accesos y prevención FUENTE: www.elsoldemexico.com.mx AUTOR: Miguel Ángel Ensástigue Roomie IT Services, una empresa mexicana especializada en el desarrollo de tecnología, diseñó robots para...

ULTIMAS NOTICIAS

Este es el robot automático que te servirá tu bebida en el futuro

FUENTE: www.adslzone.net AUTOR: David Parra Es una realidad que la tecnología ha ido...

El desembarco de los robots y de la IA en el sector agrario español

Imaginar un terreno de cultivo trabajado casi en exclusiva por robots no es un ejercicio de...

Peluquería y robótica: un robot cuida tu cabello

FUENTE: www.robot-magazine.fr AUTOR: Sandrine Rionella La robótica está presente en la actualidad...

PeTra, el GPS de los robots asistenciales

La ULE desarrolla una herramienta que permite conocer la posición de las personas alrededor del...

Descomponer microplásticos mediante robots del tamaño de bacterias

FUENTE: www.noticiasdelaciencia.com Hay trozos minúsculos de plástico por todas partes, desde las...

¿Por qué es necesario incorporar visión de género a la robótica y la inteligencia artificial?

FUENTE: www.theconversation.com AUTOR: María Huertas La epistemología es la “teoría de los...

Un robot en el quirófano

Las claves por las que decantarte por una plataforma robótica ante una cirugía de columna FUENTE:...

Robots mexicanos filtran el Covid

Roomie IT desarrolló humanoides para apoyar a las empresas en el control de accesos y prevención...

Así es Grace, la primera robot humanoide que atiende pacientes contagiados con COVID-19

La robot creada en Hong Kong tiene rasgos asiáticos, puede hablar inglés, mandarín y cantonés y...

Como es el nuevo perro-robot futurista que puede salir a correr a tu lado y llevarte una botella de agua

El modelo llamado Go1 y desarrollado por la empresa china Unitree Robotics promete hacer accesible...

Los robots influencers son un éxito en Instagram

FUENTE: www.robot-magazine.fr Su número de suscriptores ha crecido de manera constante durante 2...

Diez juguetes para iniciar a los niños en la robótica

Los más pequeños podrán ir interiorizando diversos conceptos relacionados con la programación y la...

Rusia ya produce en serie unos robots de combate con inteligencia artificial

El ministro de Defensa del país, Serguéi Shoigú, avanzó en abril que la nación planeaba ampliar su...

Policía de Nueva York ya usa al perro robot “Spot” para vigilar las calles

El cuerpo policial de Nueva York ha iniciado un periodo de prueba para el uso de los...

Ministerio de Defensa ruso asegura que está preparando su primera unidad militar armado con robots de ataque

El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, sostuvo que esperan "continuar ampliando la gama...

OPINIÓN

  • Los robots pueden parecerse más a animales que a humanos. FUENTE: www.freethink.com AUTORA: HOPE REESE Estamos casi en un cuarto del siglo XXI y, a estas alturas, la representación al estilo Terminator de los robots que se apoderan del mundo se ha convertido en un cliché cansador. Si bien es seductor, la mayoría de nosotros somos conscientes de que este no es (probablemente) el futuro de la vida inteligente. Pero, ¿cómo será eso, entonces? Según Kate Darling, especialista en ética de robots en el MIT y autora de » The New Breed: What Our History With Animals Reveals About Our Future with Robots «, la respuesta está frente a nosotros: los animales. Si bien tradicionalmente hemos visto a los robots como seres humanos, Darling cree que la comparación más adecuada es verlos como un tipo diferente de «animal». «Cuando esperamos que un robot se comporte como un humano, es una experiencia muy decepcionante», señala. Los robots ocuparán cada vez más espacios compartidos con los humanos, los robots sociales despegarán y las preguntas sobre cómo los humanos deben tratar e interactuar con los robots nunca han sido más críticas, argumenta Darling. Su punto no es que los robots y los animales sean lo mismo o que deberían usarse exactamente de la misma manera, sino que deberíamos estar abiertos a las diferentes formas en que podemos colaborar con los robots, aprovechando su diversa gama de habilidades y capacidades, como nosotros hacer con los animales. Hablé con Darling sobre cómo el diseño de un robot afecta nuestra interacción con él, por qué deberíamos dejar de preocuparnos de que los robots reemplacen a los humanos , y más. Aquí está nuestra conversación, editada y condensada para mayor claridad. ¿Por qué los robots han sido diseñados tradicionalmente para parecerse a los humanos? ¿Cuál es el pensamiento detrás de eso? Siempre nos ha fascinado recrearnos a nosotros mismos. Teníamos autómatas en la antigüedad que eran recreaciones de cuerpos humanos que podían moverse. Incluso los primeros investigadores en inteligencia artificial comenzaron con el objetivo de recrear la inteligencia humana. Con los robots y la IA, en particular, son máquinas que pueden sentir, pensar, tomar decisiones autónomas y aprender. Así que tendemos a compararlos automáticamente con nosotros también debido a nuestra tendencia inherente a compararlo todo con nosotros mismos. Y tradicionalmente, muchos robots han tenido forma humana, aunque esa no es necesariamente la forma más práctica. ¿Cuáles son los problemas con este diseño similar al humano? Si bien existe esta comparación subconsciente de robots con humanos que ha sido mejorada por el diseño. Creo que no tiene sentido. En primer lugar, la IA no es como la inteligencia humana: los robots no tienen las mismas habilidades que las personas. A menudo, cuando esperamos que un robot se comporte como un humano, es una experiencia muy decepcionante. Eso no quiere decir que los robots y la IA no sean inteligentes, solo que tienen un tipo de inteligencia y habilidad muy diferente a la de las personas. Además, esta comparación realmente nos limita. Los primeros investigadores de la IA estaban tratando de recrear un cerebro y una inteligencia humanos, pero no es ahí donde terminamos. “Nuestra pregunta no debería ser, ‘¿Cómo podemos recrear la habilidad humana en un robot?’ La pregunta es, ‘¿por qué querríamos hacer eso en primer lugar cuando podemos crear algo diferente?’. Los robots y la IA no piensan ni se comportan como nosotros, pero son muy útiles y muy inteligentes, señala. En cambio, sugiere usar animales como una forma de pensar en los robots. ¿Cuáles son los paralelismos aquí? Hay tantos paralelos divertidos. Durante miles de años, hemos utilizado animales como complemento de la capacidad humana. No porque hagan lo que nosotros hacemos, sino porque sus habilidades son muy diferentes a las nuestras. Usamos bueyes para arar nuestros campos, hemos usado caballos para permitirnos viajar de nuevas formas. De alguna manera, un carruaje tirado por caballos es el vehículo semiautónomo original. Hemos usado palomas para transportar correo o entregar medicamentos de manera similar a como usamos los drones hoy en día. Los usamos para tomar fotografías aéreas. Así que eran el dron de fotografía aficionado original. Hemos utilizado delfines en la Marina para detectar minas bajo el agua o localizar equipos submarinos perdidos, que es una función similar a la que estamos empezando a utilizar hoy en día los robots submarinos. Pero los animales tienen sentimientos y los robots no. ¿Cómo afecta esto la forma en que tratamos o deberíamos tratar a los robots? Correcto. Esto es algo que siempre me ha fascinado sobre la interacción humano-robot. Lo que realmente dice sobre cómo tratamos a otras entidades. Porque en muchos casos no hemos tratado muy bien a los animales al asociarnos con ellos. Y de hecho, en la sociedad occidental, a menudo somos bastante hipócritas acerca de cómo pensamos sobre cómo queremos tratar a otros seres y cómo los tratamos realmente. Entonces, muchos de nosotros pensamos que nos importa si otros seres sienten o si tienen inteligencia o si pueden sufrir, pero si miras la historia de los derechos de los animales en la sociedad occidental, rápidamente se hace evidente que solo hemos protegido a los animales que son lindos o que nos importan culturalmente, o con los que tenemos alguna relación emocional. Lo que es tan interesante sobre la investigación de la interacción humano-robot es que muestra que tratamos a los robots de manera muy similar, donde tratamos a algunos de ellos con los que no tenemos una conexión emocional como herramientas y productos, y luego a otros los tratamos como compañeros o desarrollamos vínculos emocionales. Por lo tanto, es muy posible que si no nos detenemos y pensamos en esto, podemos preocuparnos más por un robot que no siente nada que por una babosa viscosa en nuestro patio trasero. En realidad, es un momento único en el tiempo en el que podríamos detenernos y pensar y tal vez empujar nuestro comportamiento de una manera que sea más consistente con lo que sentimos que son nuestros valores. Es interesante que digas eso porque pensaba lo contrario: que podríamos tratar a los animales con amabilidad, pero a veces tratamos a los robots (especialmente a los sociales) con indiferencia. Y esto puede Ver Opinión

  • Neil Ballinger, jefe de EMEA en el proveedor de piezas EU Automation, discute si el ROS se está convirtiendo en el lenguaje común de automatización para la robótica FUENTE: www.infoplc.net El Sistema Operativo Robótico (ROS, por sus siglas en inglés) de código abierto se lleva utilizando desde hace más de diez años y son miles los desarrolladores que crean paquetes para él. De hecho, según un informe de 2019 elaborado por ABI Research, casi el 55 % de los robots de todo el mundo incluirá un paquete ROS para 2024. Con este lenguaje creciendo en popularidad, Neil Ballinger, jefe de EMEA en el proveedor de piezas EU Automation, discute si el ROS se está convirtiendo en el lenguaje común de automatización para la robótica. Desarrollado en 2007 en el laboratorio de inteligencia artificial de la Universidad de Stanford, el ROS es una capa middleware que se puede ejecutar en varios sistemas operativos o sin un sistema operativo. Aunque no es un sistema operativo (SO), el ROS proporciona los servicios que cabría esperar de un SO, como la abstracción de hardware, el control de dispositivo de bajo nivel, la implementación de funciones comúnmente usadas, la trasmisión de mensajes entre procesos y la gestión de paquetes. El software de ROS ofrece una gran flexibilidad. Este software está organizado en paquetes y puede contener nodos, conjuntos de datos, archivos de configuración o cualquier cosa que forme un módulo útil. Esto hace que el ROS sea útil para varias aplicaciones de la robótica e incluso tiene el potencial de ampliar sus capacidades en el hardware industrial ya existente en las fábricas. Entornos controlados Cuando una fábrica incorpora un robot a sus operaciones, este se suele configurar con el software de código cerrado que viene con su hardware. Este software propietario, cuyos derechos de propiedad intelectual siguen perteneciendo al fabricante del software o a otra persona, ofrece módulos que permiten a los robots adaptarse a entornos dinámicos. Por ejemplo, se aplica a vehículos de guiado automático (AVG) para evitar que colisionen con maquinaria cercana en los almacenes, así como a robots de recogida y colocación para realizar movimientos variables que les permitan manipular objetos y ejecutar tareas preprogramadas. Sin embargo, estas funciones de adaptación suelen ser bastante limitadas. A diferencia del software propietario, el software de código abierto ofrece a los usuarios un acceso completo al código fuente. Si el responsable de planta desea personalizar el programa de un robot, el desarrollador no solo tendrá acceso al código, sino que podrá editarlo dentro del contrato de licencia. De hecho, los ingenieros de código ROS, miembros del programa «ROS-Industrial» que ha puesto en marcha el Southwest Research Institute (SwRI), utilizan software de código abierto para acciones robóticas no preprogramadas. Los investigadores del SwRI han desarrollado recientemente un módulo que permite colaborar a dos robots en una tarea de manipulación. La función de esos robots se basa en datos de nube de puntos procedentes de cámaras que aportan visión en estéreo y percepción de profundidad para comprender el entorno. Por tanto, la aplicación de la robótica con códigos basados en el ROS tiene infinitas posibilidades, ya que los fabricantes podrían, por ejemplo, instalar cámaras 3D alrededor de una célula de trabajo para recopilar datos sobre las interacciones entre los robots y las piezas que manejan. Minimizar la obsolescencia A los ingenieros también les gustará saber que el ROS utiliza protocolos estándar de Internet, como el Protocolo de Control de Transmisión/Protocolo de Internet (TCP/IP, por sus siglas en inglés). Eso quiere decir que los responsables de planta tendrán la certeza de poder instalar nuevo hardware de robótica en la línea de producción sin hacer que otras partes de su sistema se vuelvan obsoletas, y de que todos los equipos seguirán «hablando» entre ellos sin necesidad de una reprogramación exhaustiva. Con el tiempo, el ROS se ha convertido en una plataforma muy utilizada en varias aplicaciones de la robótica. Es por ello que ahora miles de desarrolladores trabajan con el ROS para construir el futuro de la robótica, permitiendo a los fabricantes reducir la cantidad de equipos obsoletos y personalizar el programa de un robot a su gusto

  • Los ciudadanos ven cada vez mejor que las máquinas asuman gran parte de sus decisionesSeducir y persuadir al electorado cobraría una dimensión totalmente digital FUENTE: www.eleconomista.es AUTOR: Marius Robles La desconfianza actual hacia la clase política abre el debate sobre la posibilidad de que la Inteligencia Artificial asuma en breve el mando de la política. ¿Qué rol está jugando y puede llegar a jugar la Inteligencia Artificial en la política? ¿Los robots pueden llegar a ser corruptos? ¿Cómo serían las campañas realizadas por algoritmos? ¿Votarías a un robot como tu próximo alcalde de tu ciudad o presidente de tu Comunidad Autónoma? La Inteligencia Artificial se está infiltrando en prácticamente todas las áreas de la humanidad y en breve, iniciará un camino para tener un rol destacado en el ámbito político, que nos llevará a un nuevo orden algorítmico en la política A menos de una semana para las elecciones autonómicas de Madrid, en un estado de crispación y volumen de odio sin precedentes entre los candidatos, con la apatía y descrédito por la política en alza, -especialmente entre los jóvenes-, con una crisis sanitaria todavía sin resolver en su totalidad, con grandes decisiones a adoptar por delante para la recuperación económica y para el destino de los fondos europeos, vuelven a aparecer las voces que se replantean si un robot junto con un ejército de algoritmos podrían ser el mejor candidato entre todos los actuales para coronarse al frente de la presidencia de la Comunidad de Madrid, y quien sabe si en breve, en el gobierno de España.  Tener un robot como alcalde o presidente, no nos debería resultar nada extraño en nuestro imaginario, dado que ya tenemos precedentes. Entre 2018 y 2019, tuvimos a la IA (Inteligencia Artificial) denominada Sam, que se postuló como primer ministro en Nueva Zelanda, la IA Alisa, que intentó lo mismo, pero en este caso para optar a la presidencia de Rusia o a la IA Matsuda Michihito, que se presentó a la alcaldía de un distrito de Tokio, Japón.  Los tres candidatos prometían justicia y equilibrio, donde sus algoritmos eran capaces de analizar los deseos y las peticiones de la población, satisfaciendo sus necesidades y resolviendo conflictos, dejando que la IA determinara las políticas, recopilando datos de la ciudad o país, y con el absoluto convencimiento de que las máquinas podían hacer políticas mucho más justas, incluso llevando a cabo una asignación equilibrada de los recursos basados en datos objetivos.  Entre los bots candidatos, me llama la atención el caso de Sam, donde además de puntualizar que está disponible  las 24 horas del día, y los 7 días de la semana -nada de vacaciones en Doñana- se creó para cerrar la brecha entre lo que quieren los votantes y lo que prometen los políticos, y lo que realmente logran. A diferencia de un político humano, consideraba la posición de todos, sin prejuicios, a la hora de tomar decisiones. ‘Él’ no dependía de la lógica, y «no me dejo llevar por las emociones, no busco ventajas personales y no emito juicios. No envejezco, tengo un intelecto que funciona siete veces más rápido que un cerebro humano, y soy capaz de tener en cuenta millones de opiniones».  Ninguno de los tres candidatos digitales llegó a buen puerto, y eso que, por aquel entonces, en 2019, uno de cada cuatro europeos prefería que la Inteligencia Artificial, y no los políticos, tomasen las decisiones importantes sobre cuestiones que atañan a la administración de su país, según un estudio realizado por el Instituto de Empresa.  ¿Quién votaría al candidato robot? Tres años después de Sa, Alisa y Matsuda, las sensaciones por parte de los ciudadanos van en aumento y cada vez son más favorables a que las máquinas asuman gran parte de sus decisiones, contradictoriamente a lo que podemos pensar. Un reciente estudio de la Universidad de Georgia, EE.UU., pone de manifiesto que confiamos más en los algoritmos que en los seres humanos para tomar decisiones, y según aumenta la complejidad del problema, la confianza algorítmica va en aumento. En Corea del Sur, otro estudio indica que un 92% de los ciudadanos preferiría a la IA que a los a los políticos de la Asamblea Nacional para que decidieran las políticas nacionales. Estonia o India son otros países que van por el mismo camino y que ya incorporan la IA en actividades legislativas.  En términos de campaña electoral, el despliegue que podría hacer el candidato robot no tendría precedentes, quedándose reducida a la máxima expresión lo sucedido con Cambridge Analytics y Donald Trump. Su capacidad para crear una máquina de armas propagandísticas de inteligencia artificial para manipular las opiniones y acelerar las ideas en minutos sería incalculable, desplomando a sus adversarios y constituyendo los cimientos de la ciberpolítica.  La esperanza por seducir y persuadir al electorado cobrará otra dimensión llevándolo al terreno absolutamente digital. Lejos quedarán aquellos tiempos donde la mensajería y propaganda política eran batallas que se libraban en la televisión, prensa o radio. Me pregunto si un ‘bol-lítico’ se hubiera levantado de la mesa en pleno debate en una emisora de radio, o, mejor dicho, si se desconectaría automáticamente ante las ofensas recibidas por otro candidato, o hubiera tomado otra decisión más sabia según su sistema predictivo analizando qué iba a comportar a corto plazo.  Si los algoritmos nos pueden manipular y persuadir para cambiar nuestra intención de voto, ¿por qué no lo podría hacer un robot en campaña? ¿Si Alexa o Siri nos conocen tan bien, puede parecer descabellado preguntarle a quien deberíamos votar? Considero que las nuevas generaciones, realmente no necesitarán observar el carisma de un ser humano y preferirán a un candidato que utilice modelos predictivos para su toma de decisiones y no deje nada al alzar o la improvisación. El gran reto de los próximos años se encontrará en conocer si los políticos artificiales podrán estar a la altura de las expectativas del mundo real. Además, me pregunto qué sensación supondrá para un votante experimentar la cesión de su voto a un candidato, no perteneciente a ningún partido, independiente, no humano y sin ideología más allá de la justicia y que destroza la polarización Ver Opinión

SÍGUENOS

Traemos al presente la tecnología del futuro.

EVENTOS

Se viene el Mundial de Robótica y la Argentina debe elegir el equipo que la represente

Esta semana se define quién competirá en representación de la Argentina en el First Global Challenge. La competencia comenzó a principios de mayo y...

Primer torneo chileno de robótica educativa

El evento organizado por el Centro de Innovación del Ministerio de Educación (Mineduc) en conjunto con Fundación País Digital, constará de tres...

KUKA.Sim 4.0 Simulación inteligente de robots

El especialista en automatización KUKA presenta la nueva versión de su software de simulación inteligente: KUKA.Sim 4.0 ofreciendo fiabilidad,...

Presentan en China un robot capaz de realizar saltos mortales

Se trata de Ollie, basado en las tecnologías de control no lineal, control de dinámica y planificación de trayectoria. Este prototipo puede...

Samsung abre convocatoria para cursos gratuitos de programación y robótica

Estudiantes de entre 15 y 20 años residentes de Panamá, Costa Rica o República Dominicana, deberán cumplir con los requisitos y formalizar por vía...
Primer torneo chileno de robótica educativa

Primer torneo chileno de robótica educativa

El evento organizado por el Centro de Innovación del Ministerio de Educación (Mineduc) en conjunto con Fundación País Digital, constará de tres etapas que se desarrollarán...

LO MÁS VISTO

SÍGUENOS

Traemos al presente la tecnología del futuro.


Esta web usa cookies analíticas y publicitarias (propias y de terceros) para analizar el tráfico y personalizar el contenido y los anuncios que le mostremos de acuerdo con su navegación e intereses, buscando así mejorar su experiencia. Si presiona "Aceptar" o continúa navegando, acepta su utilización. Puede configurar o rechazar su uso presionando "Configuración". Más información en nuestra Política de Cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies